ENERGÍA RENOVABLE

 China le quita el liderazgo a Europa en la transición hacia energías renovables

 

Ese país avanza a pasos agigantados en las tecnologías del futuro, y desarrolla energía solar y eólica como ningún otro en el planeta. En 2017 instaló centrales fotovoltaicas con una capacidad de 53 gigavatios, más de la mitad de la capacidad mundial.

El desarrollo de energías renovables avanza a nivel mundial. Sobre todo la energía solar y la eólica experimentan un marcado auge y se encuentran en condiciones de competir con las energías fósiles.

Según datos de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés) sus costos seguirán bajando: los de la energía fotovoltaica hasta en un 50 por ciento aproximadamente en promedio global en los próximos 3 años.

 

“Esta nueva dinámica indica un cambio significativo del sistema energético”, afirmó Adnan Amin, Director General de IRENA, en la presentación del informe actual sobre dinámica de costos, en Abu Dabi. “La decisión pro energías renovables en la producción de electricidad no es sólo ecológica, sino sobre todo, una inteligente decisión económica. Gobiernos de todo el mundo reconocen este potencial e impulsan los sistemas energéticos pobres en dióxido de carbono”, dijo.

China asume el liderazgo de Europa en energías renovables

China avanza a pasos agigantados en las tecnologías del futuro, y desarrolla energía solar y eólica como ningún otro país del globo. “China toma este liderazgo, ya que reconoce las enormes posibilidades del mercado y las ventajas económicas”, afirma la economista especializada en energía Claudia Kemfert, del Instituto Alemán para la Investigación Económica (DIW, por sus siglas en alemán), que a su vez asesora al gobierno alemán desde el Consejo Consultivo sobre el Medioambiente.

Según datos de Bloomberg New Energy Finance, China invirtió en el último año 133 mil millones de dólares en energías renovables, tanto como nunca antes. Más de la mitad de ello en energía solar. De acuerdo a la Administración Nacional de Energía de China (NEA, por sus siglas en inglés), en 2017 se han instalado en el país centrales fotovoltaicas con una capacidad de 53 gigavatios, más de la mitad de la capacidad mundial. Alemania, pionera en su día en energía fotovoltaica, ha montado, según estimaciones, apenas 2 gigavatios en 2017.

 

Con su política de crecimiento China ha reemplazado claramente en la actualidad a Alemania y a Europa como líder en energías renovables. Las inversiones de Europa además se han reducido constantemente desde 2011 y, según Bloomberg New Energy Finance, entre 2011 y 2017 han bajado a menos de la mitad, hasta los 57 mil millones de dólares. “La UE tuvo hasta 2011 un claro rol de liderazgo. Debido a fallas políticas propias, lo ha entregado”, sostiene Hans-Josef  Fell, Presidente de Energy Watch Group.

“Se hizo una política para proteger la economía de la energía atómica, del carbón, del petróleo y del gas natural, contra las energías renovables.”

¿Puede recobrar terreno Europa? 

“Yo quiero que Europa sea líder en la lucha contra el cambio climático”, sostuvo el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el último año y respaldó claramente el Acuerdo de París sobre cambio climático. El Parlamento Europeo, la Comisión Europea y los Estados miembro discuten intensamente en la actualidad las medidas necesarias en el marco de un extenso paquete de leyes bajo el título: “Energía limpia para todos los europeos”. La propuesta de la Comisión Europea prevé, entre otras cuestiones, que la cuota de energías renovables en relación al consumo total de energía ascienda al 27 por ciento en 2030. Según datos actuales de Eurostat la misma se ubicó en el 17 por ciento en 2016.

La última semana, el Parlamento Europeo votó elevar la proporción de energías renovables hasta por lo menos el 35 por ciento.

Decisivo para el futuro de las renovables en Europa es, según la estimación de los expertos, la existencia sobre todo de un mercado interior dinámico. “Europa y en particular Alemania han perdido en fotovoltaica el liderazgo tecnológico”, afirma Matthias Buck, experto en energía de la UE del think tank Agora Energiewende. En energía eólica, en cambio, la industria de Europa está adelante y en energía eólica marina algunas empresas son incluso líderes en el mercado mundial. 

 

El problema principal del sector es que los mercados en Europa se estancan o retroceden, sostiene Stefan Gsänger, Secretario General de la Asociación Mundial de Energía Eólica (WWEA, por sus siglas en inglés). “Ahora en Europa tenemos las inversiones más bajas desde hace más de una década. Bajo estas condiciones los empresarios evidentemente no pueden invertir ni en masa ni en innovaciones tecnológicas. Como consecuencia la innovación se da en otro lugar.” Si Europa “quiere disputar seriamente el liderazgo, entonces la UE debería aspirar como mínimo a una meta del 50 por ciento de energías renovables en relación al consumo total de energía en 2030”, considera Gsänger.

Europa podría, según entienden los expertos, recuperar su liderazgo en tecnología con la modificación global de los sistemas de energía. “Pero para eso sería necesario adaptar las condiciones marco de manera tal que las energías renovables no se vean perjudicadas en su crecimiento. El sector podría vivir un auge si no se lo frena”, afirma Kemfert.

Una dinámica ampliación de las renovables en Europa como en años anteriores sólo sería posible, sostienen los expertos, con la abolición de las viejas tecnologías: “Mientras se apoyen las energías fósiles y las centrales nucleares, no habrá suficientes mercados ni pedidos de las nuevas energías”, grafica Fell el problema europeo.

Sin correcciones, dominará China

La ampliación de las energías renovables resulta para China más sencilla que para Europa, ya que en aquel país el consumo de energía aumenta de manera permanente. “Allí se invierte en nuevas capacidades, sin necesidad de sacar de circulación capacidades fósiles o nucleares”, explica Julian Schorp, de la Cámara Alemana de Industria y Comercio en Bruselas.

“En Europa existen, por el contrario, capacidades excedentes y el consumo de energía, según normas de la UE, debe incluso bajar. De manera que las energías renovables tienden a desplazar del mercado a otras centrales”. Para una marcada extensión de las energías renovables con el correspondiente mercado interno en Europa falta la “decisión política”, enfatiza Rainer Hinrichs-Rahlwes, experto en energía de la UE de la Asociación Nacional de Energías Renovables (BEE, por sus siglas en alemán).

“Para que Europa tenga la posibilidad de tener un rol de liderazgo en la transición energética” y pueda hacer “una contribución medianamente razonable a la lucha contra el cambio climático, los jefes de Estado y gobierno” deberían “hacer un esfuerzo conjunto para crear y mejorar las condiciones marco necesarias”.

 

Por una rápida transición aboga además, para Hinrichs-Rahlwes, el criterio económico: “Los costos bajan de manera rápida y las tecnologías están suficientemente maduras. Salvo cuando a través de subvenciones se favorecen las energías fósiles y nucleares, el viento y el sol son prácticamente en todas partes las formas de energía más económicas. Por lo tanto, la sensatez requiere acabar de una vez con las subvenciones directas e indirectas a la energía fósil y nuclear.

La economista especializada en energía Kemfert aconseja a la política europea una transición energética “valiente” en todos los sectores, “no sólo en electricidad, sino también en relación al alejamiento de la gasolina y el diésel hacia la electromovilidad y la energía renovable para edificios”. Sin embargo, Kemfert teme que “como hasta aquí, se darán pasos pequeños, e incluso, dos pasos hacia adelante y tres para atrás”. Si Europa no corrige su rumbo en la materia, “China continuará demostrando cómo se hace para dominar el mercado”.

FUENTE: SOSTENIBILIDAD SEMANA

Proyecta Energía

Acciona construye la mayor planta fotovoltaica de Gran Canaria.

 

Zytech, uno de los mayores fabricantes de paneles solares de España, con plantas de producción en España, India y China, y filiales en Alemania, Italia, Francia, Estados Unidos y México, ha iniciado la entrega a Acciona Industrial de paneles solares de la que será la mayor planta de energía fotovoltaica en Gran Canaria.

En el Parque Tecnológico de Gran Canaria, Acciona está instalando paneles solares de 465KW o 1770 de 270W. Los paneles solares de Zytech ahorrarán 930 toneladas de CO2 por año. El proyecto es el más grande de toda la isla de Gran Canaria y el primero de propiedad pública en el norte de la isla. Está coparticipado por Universidad de Las Palmas de Gran Canaria yel Ayuntamiento de Gáldar.

Los módulos fotovoltaicos Zytech han sido elegidos por Acciona para este proyecto por su tecnología de irradiación, que les permite alcanzar un mayor rendimiento en áreas de alta irradiación. Zytech tiene capacidad de producción de 300 MW por año.

Desde sus propias plantas en España e India entrega paneles solares a grandes clientes y distribuidores, Zytech también fabrica LED a través de la filial Zytech Leds, que es el tercer fabricante de luminarias LED en España y también fabrica pequeñas turbinas eólicas a través deZytech Aerodyne.

Acciona está ejecutando la obra junto al socio local Construcciones Rodríguez Luján. El fabricante español calcula que la instalación grancanaria evitará la emisión de hasta 930 toneladas de CO2 al año (las que generaría una instalación de generación de electricidad que quemase combustibles fósiles).

 

FUENTE: ABC ES

 

Proyecta Energía

Alemania le dice adiós a la energía nuclear y al petróleo, invirtiendo en solar, eólica y biomasa.

Adoptar las decisiones adecuadas en materia energética puede marcar una gran diferencia entre un país que quiere avanzar y un país prisionero del pasado. De esta forma, Alemania sabe que la energía renovable es el futuro y están apostando firmemente por ella.

Para ello esta impulsando una revolución renovable, siendo la energía eólica y solar sus puntos de apoyo más importantes. Si miramos un poco hacia atrás, en 2009, Alemania solo tenía 3,8 GW de capacidad instalada. Tras seis años, en 2015, alcanzó una capacidad instalada de más de 43 GW, la más alta de Europa y una de las más altas del mundo.

En 2012, durante dos días consecutivos, las plantas de energía solar fotovoltaicas de Alemania generaron 22.000 MWh al mediodía, equivalentes a la potencia de generación de veinte centrales nucleares.

El miércoles 15 de abril, la fotovoltaica alemana estableció un nuevo récord de producción en 27,7 GWh y el precio de la luz en Alemania fue de -1 euro/MWh durante dos horas.

De acuerdo a datos de un informe de Energía Limpia XXI, la revolución renovable de Alemania (Energiewende) está en pleno apogéo, reemplazando al carbón, el petróleo y la energía nuclear por energía eólica, solar, biomasa y otras renovables. En septiembre pasado la Asociación Alemana de Agua y Energía informó que la energía limpia, principalmente eólica y solar, ya duplica la generación con energía nuclear.

Y es que Alemania también quiere alimentar sus vehículos con energía renovable y no con petróleo. Ya se han puesto manos a la obra y han preparado un plan de ayudas, junto a la industria automovilística, para que en 2020 haya un millón de coches eléctricos circulando por sus carreteras.

Además la energía solar ya es más barata que los combustibles fósiles. Este país está otorgando incentivos y subsidios para la instalación de paneles solares en los sistemas de calefacción. En 2010 las energías renovables generaron más de 370 mil empleos en Alemania demostrando la importancia de este sector, más allá de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Alemania es el país que más comprometido ha estado con este cambio mediante su famoso “Energiewende”, o plan de reconversión energética aprobado hace cuatro años, tiene como objetivo reemplazar la energía nuclear y de origen fósil (es decir, el gas natural, el carbón y el petróleo, carbón) por energías renovables (como la eólica, la solar y la biomasa) buscando la protección del medio ambiente, costos asequibles para la población alemana y la seguridad energética del país.

Es en este contexto que durante los últimos años Alemania ha alcanzado un nuevo récord mundial al producir sus centrales de energía solar fotovoltaica 22 gigavatios de electricidad por hora, lo equivalente a la producción de 20 centrales nucleares. Energía Limpia XXI destaca que actualmente la capacidad instalada de Alemania para generar esta energía fotovoltaica es similar a la del total del resto del mundo y provee cerca del 20% de la energía que consume dicha nación.

Pero, mientras que los precios al por mayor cayeron un 13 % en el último año, los subsidios para financiar el plan Energiewende han subido las facturas de los consumidores alemanes a la segunda posición en la Unión Europea, después de Dinamarca. Los precios domésticos aumentaron un 2 % en 2014 respecto al año anterior, así nos lo muestran los datos de Eurostat.

FUENTE:  ECOINVENTOS

Proyecta Energía

Holanda construye la primera planta flotante de energía solar.

El parque, situado a 15 kilómetros de la costa en el Mar del Norte, puede generar hasta un 15% más de electricidad que los situados en tierra.

 

 

La primera planta flotante de energía solar, instalada en el Mar del Norte, acaba de ser presentada en Holanda por un consorcio de seis empresas que contarán con apoyo financiero del Gobierno. Situada a 15 kilómetros de Scheveningen, el distrito costero de La Haya, Oceans of Energy, la firma donde surgió la idea, y la Universidad de Utrecht, que investiga este tipo de producción eléctrica, calculan que puede generar hasta un 15% más que la obtenida en tierra con paneles similares. La plataforma precisará tres años de trabajos para estar lista.

Allard van Hoeken, director ejecutivo de Oceans of Energy y elegido ingeniero del año en Holanda en 2015, ha señalado la necesidad de buscar alternativas energéticas cuando la tierra firme escasea. Pero también que el mar no es como el agua quieta de un embalse, donde ya hay instalaciones de este tipo. En China, por ejemplo, una división de la Corporación de las Tres Gargantas, especializada en proyectos hidroeléctricos, ha construido una en la provincia de Anhui (este del país) en el lago formado en una antigua mina de carbón inundada. “En aguas abiertas, sin embargo, no se había intentado antes por los efectos del viento y el oleaje. Pero con los conocimientos de nuestros socios y la experiencia holandesa en plataformas marinas, saldremos adelante”, según Van Hoeken.

Los paneles fotovoltaicos utilizados serán como los de tierra, y se probará su resistencia al agua salada y las inclemencias del tiempo. Si todo va bien, los expertos del consorcio sostienen que este tipo de plataformas puede aprovecharse de las aguas tranquilas creadas entre los parques de molinos de energía eólica ya existentes, conectados a la red general.Por su parte, la Universidad de Utrecht, que supervisará los trabajos junto con Oceans of Energy, calcula que la energía solar así producida “podría cubrir hasta el 75% de la necesitada en el país”.

Hace tres años, Van Hoeken ya recibió el premio de ingeniería como responsable de una plataforma flotante que generaba energía a partir de las mareas del Mar de Wadden (Mar de Frisia). Situado entre las islas Frisias y el Mar del Norte, de un lado, y las costas de Holanda, Alemania y Dinamarca, del otro, es un lugar poco profundo y con bancos de arena. El complejo se conectó a la red eléctrica de la isla holandesa de Texel.

El ministerio holandés de Medio Ambiente e Infraestructuras anunció en 2017 el uso de las aguas superficiales bajo su control para planes que incluyan energías renovables, entre ellas, plantas solares flotantes. Por otro lado, los problemas derivados de la extracción de gas natural en la provincia de Groningen (norteste del país), han obligado a replantearse las fuentes de energía que lo nutren. Allí se encuentra el mayor yacimiento europeo, pero su obtención intensiva provoca terremotos que podrían alcanzar hasta los 4,5 grados en la escala de Richter. El gas cubre cerca del 40% de las necesidades energéticas nacionales, y el Gobierno ha prometido reducir su explotación a 12.000 millones de metro cúbicos anuales, es decir, la mitad de la cifra actual, para evitar males mayores.

FUENTE: El Pais

ENERGÍA SOLAR

Mayor aporte solar y eólico reducirá al 25% la generación de energía térmica.

 

 

 

 

 

 

 

 

El crecimiento de las energías renovables en el país cambiará la cara de la matriz, reduciendo la participación de tecnologías térmicas, pero no eliminándolas del todo debido a que aportarán, junto a los embalses, la flexibilidad que requerirá el sistema ante la variabilidad de fuentes solares y eólicas.

Al menos así lo establece un estudio elaborado por el consorcio PSR-Moray para la Asociación de Generadoras respecto a los efectos en el largo plazo que producirán en el sistema la masiva incorporación de energía variable.

De acuerdo al análisis, considerando una proyección de demanda y costos medios, la energía solar fotovoltaica representaría el 30% de la generación al 2030, convirtiéndose en la tecnología predominante en la matriz, desplazando de este lugar a la termoelectricidad.

Durante 2017, la tecnología termoeléctrica -que incluye carbón, gas y petróleo- representó 60% de la generación, pero de acuerdo a la proyección de los consultores PSR-Moray, en 2030 bajaría al 25%, mientras que el restante 75% provendría de fuentes renovables, cumpliendo de manera anticipada la meta de alcanzar un 70% de participación de renovables al 2050.

Según la modelación para 2030, a 29% llegaría el aporte hídrico a la matriz, mientras que las fuentes solares fotovoltaicas y eólicas, denominadas como renovables variables, sumarían 42%. El 4% restante equivaldría a biomasa, geotermia y concentrador solar de potencia (CSP).

El estudio proyecta que se instalen a 2030 entre 8.800 megawatts (MW) y 16.000 MW, estimando inversiones que partirían en los US$ 8.000 millones y, en la parte alta, superarían los US$ 18.000 millones.

Flexibilidad

La explosión renovable hará disminuir la participación termoeléctrica, sin embargo, estos activos serán claves para entregar flexibilidad al sistema dado que, por ejemplo, la energía solar no se genera de noche, o el viento que hace funcionar los parques eólicos, no es constante.

El vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Generadoras, Claudio Seebach, comenta que la mayor penetración de las energías renovables variables incrementan la necesidad de flexibilidad en la operación del resto del parque de generación, es decir, hidroeléctricas de embalse y termoeléctricas, o en el futuro, el almacenamiento.

“Esta mayor flexibilidad se traduce en términos operativos a la capacidad de que las centrales deban encenderse, detenerse, subir y bajar rápidamente su operación u operar en mínimos técnicos o rangos de menor eficiencia, lo que implica costos que son cada vez más significativos en la medida que aumente la penetración de energías renovables variables”, explica.

De acuerdo al estudio de PSR-Moray, los costos por flexibilidad pasarían de representar 7% del total de montos en 2021 a un 21% el 2030, en un rango entre US$ 150 millones y US$ 350 millones según el escenario.

Pese a ello, proyectan beneficios económicos netos gracias a la mayor penetración solar y eólica por unidad de energía producida del orden del 18% en el 2030.

Seebach sostiene que incurrir en mayores costos de flexibilidad “permite capturar los beneficios económicos y ambientales de una mayor penetración renovable solar y eólica”.

Eso sí, apunta a que actualmente esos costos de flexibilidad no son remunerados. “Dependiendo del origen específico de los costos de flexibilidad se debieran diseñar mecanismos adecuados para identificarlos, medirlos, valorizarlos y asignarlos”, finaliza.

Disminución

Los costos operativos totales del sistema se reducirían 18% al 2030, por el mayor aporte de energía solar y eólica, pese al incremento en el costo de flexibilidad.

 

FUENTE: Economía y Negocios.

 

¿Funcionan los paneles solares en invierno?

Cuando el frío aprieta y la nieve empieza a caer, como ha ocurrido en las distintas olas de frío que han azotado el país durante esta temporada, las dudas sobre la energía solar se multiplican. ¿Funciona una instalación fotovoltaica en invierno?, ¿es adecuada si resido en una zona en la que las temperaturas son muy bajas? Son algunas de las cuestiones que se plantean con frecuencia y que tiran del freno de la extensión de la solar como fuente de energía alternativa. Pero, ¿qué hay de cierto en ellas? O, dicho de otro modo, ¿están el invierno y la nieve reñidos con la energía solar?

Rendimiento de los paneles fotovoltaicos en invierno.

Para no dilatar más la respuesta, lo aclaramos desde el principio: los paneles solares siguen funcionando en invierno, incluso cuando nieva. Ahora, si la nevada es tan fuerte que han quedado totalmente cubiertos, el rendimiento se verá comprometido.

Sin embargo, lo anterior no se traduce en esa creencia extendida de que una instalación doméstica fotovoltaica no operará en los meses de más frío. La razón es simple. Los paneles fotovoltaicos para la generación de electricidad no capturan la energía del calor, sino de la luz. De hecho, las bajas temperaturas son preferibles a las altas, en cuanto a la mejora del rendimiento de los paneles.

rabas del invierno: menos horas para captar luz solar.

Lo que es incuestionable es que, a menos horas de exposición a la luz solar, menor será la energía captada por los paneles. Y eso, en invierno, cuando los días son más cortos, es inevitable. En este punto, será crucial el tipo de panel por el que se haya optado.

Si la instalación está dotada de sistemas de alta eficiencia, los problemas serán menores que en otros casos. Así, cualquiera que se esté planteando dotarse de un kit de energía solar, debe tener este aspecto en cuenta. Paneles de alta calidad, antireflectantes o con mecanismos para el seguimiento solar serán más costosos, pero evitarán disgustos en esos meses del año en los que la luz natural es más escasa.

Mantenimiento de los paneles en invierno.

Un asunto al que sí habrá que prestar especial atención cuando llega el invierno será el mantenimiento de los paneles. Este, sin duda, es más exigente en estos meses, en especial para aquellos que vivan en zonas en las que la nieve suela hacer aparición.

Si es tu caso, conviene no descuidarse. Aunque la gran mayoría de paneles fotovoltaicos soportan sin problemas cierto peso, hay que extremar las precauciones ante nevadas de consideración. Si bien es habitual que la nieve se derriba con rapidez, ante olas de frío prolongadas los paneles pueden quedar bloqueados. Esta situación plantea un doble reto: el del peso sobre el panel y el de decir adiós a la captación de energía mientras estos estén cubiertos de nieve. En este caso, retirar los bloques de forma manual, personalmente o acudiendo a profesionales especializados, será la solución más adecuada para evitar daños en la instalación y para seguir aprovechando la energía del sol, incluso en los días más crudos del invierno.

Fuente: Ecoinventos

Proyecta Energía

Tesla en franco apoyo a la energía solar.

 

Tesla ha iniciado la producción de energía solar mediante paneles que son prácticamente idénticos a losetas para el techo. Esto podría ser un avance notable en lo que se refiere a las energías llamadas limpias.

 

Las celdas solares existen desde hace tiempo y pueden verse en algunos calentadores de agua que están en los techos de las casas. El costo de esta tecnología tiende a bajar, aunque claramente hay que hacer una inversión que probablemente se pague sola con el tiempo. Sin embargo, quizás esto es lo que ha detenido que se imponga como tecnología para generar electricidad limpia.

No obstante esto, Tesla, cuyo dueño es Elon Musk, ya está en tratos con el estado de Nueva York para producir celdas foto-voltaicas y esto ya empezó desde el mes pasado en la planta que tienen en Búfalo. Este anuncio llega un año después de que Musk anunciara su plan con muchas fanfarrias y más escepticismo.

La idea es crear un producto solar limpio, especialmente para las casas, lo que reemplazaría los techos actuales. Las nuevas celdas se ven como el techo ordinario, pero permite pasar luz desde arriba hacia las celdas solares planas que tienen embebidas.

Tesla es de hecho es la empresa más grande que instala sistemas de energía solar en los techos de las casas en los Estados Unidos. Originalmente la compañía tuvo como “conejillos de Indias” a los propios trabajadores de la empresa, instalándoles techos solares en sus casas. Tesla ahora espera empezar a instalar techos para clientes externos en los siguientes meses.

Las celdas solares de Tesla son más caras que los paneles foto-voltaicos, pero no “mucho más”, dice Hugh Bromley, un analista de Bloomberg, dedicado a las nuevas energías. Estima que un techo tipo Tesla puede costar cerca de los 57 mil dólares para una casa de 2000 pies cuadrados (609.6 metros cuadrados). El equivalente con celdas solares tradicionales es de unos 41 mil dólares para losetas de terracota con un sistema solar de 5 kilowatts.

Tesla inició la producción de celdas solares y paneles hace cerca de 4 meses en su GigaFábrica 2 en Búfalo. Nueva York ha puesto 750 millones de dólares para ayudar a crear una fabrica de 1.2 millones de pies cuadrados, unos 365,760 metros cuadrados, en donde se empleará a unas 500 personas. La planta eventualmente creará 3000 nuevos empleos en el oeste de Nueva York y cerca de 5000 más en todo el estado, dijo el Gobernador Andrew Cuomo en el 2015.

 

Fuente: Uno Cero

Link to this post