Autopista Solar

JINAN, China — Una tarde llena de esmog, enormes transportadores de troncos y camiones cisterna recorrieron con estruendo una autopista y se abalanzaron por una curva en la base de una colina. Solamente un barandal no reforzado se interponía entre el tránsito y un barranco.

Es una carretera difícil de recorrer en auto en cualquier condición. Sin embargo, los expertos la observan por una razón en particular: la curva está pavimentada con páneles solares.

“Si pasa esta prueba, puede ajustarse a todas las condiciones”, dijo Li Wu, presidente de Shandong Pavenergy, la empresa que fabricó los páneles solares cubiertos de plástico que forran la carretera. Si a su producto le va bien, podría tener un gran impacto en el sector de las energías renovables, y también en la experiencia de los conductores.

El experimento es la señal más reciente del deseo de China de innovar y dominar el mercado cada vez más lucrativo y estratégicamente importante de las energías renovables. El país ya produce tres cuartos de los páneles solares que se venden a nivel internacional y su industria de manufactura de turbinas eólicas también está entre las más grandes del mundo.

El atractivo potencial de las carreteras solares, con páneles modificados que se instalan en lugar de asfalto, es evidente. Generar electricidad a través de las autopistas y las calles, en vez de hacerlo en campos y desiertos, podría ahorrar mucho. Además, debido a que las carreteras atraviesan y rodean las ciudades, la electricidad podría usarse casi al lado del lugar donde se genera. Prácticamente no se perdería energía al transportarla, como sucede con proyectos en lugares alejados.

Y ese espacio para páneles es casi gratuito, porque de cualquier manera se necesitan las carreteras. Las autopistas deben repavimentarse cada cierto tiempo, lo cual conlleva un gran costo, así que la instalación de páneles solares duraderos podría reducir el costo de mantenimiento.

Las carreteras solares también podrían cambiar la experiencia de los conductores. Las bandas eléctricas que se calientan pueden derretir la nieve que cae sobre ellas. Los diodos que emiten luz y están incrustados en la superficie de la celda pueden servir para dar señalamientos iluminados que dirijan a los conductores hacia salidas o alertarlos sobre zonas en construcción y otros peligros de tránsito.

Ese tipo de autopistas por fin se vuelven viables. Los precios han disminuido drásticamente en años recientes; gracias, en su mayor parte, a la producción china en aumento. Un pánel solar cuesta ahora una décima parte de lo que costaba hace diez años. Las empresas que construyen caminos en China incluso quieren diseñar carreteras solares que puedan recargar autos eléctricos de manera inalámbrica mientras las recorren.

Los líderes de China en el desarrollo de carreteras solares son Pavenergy y Qilu Transportation. Las dos empresas están colaborando en Jinan, en la provincia de Shandong.

La superficie de los páneles, hechos con un polímero complejo que se parece al plástico, tiene un poco más de fricción que la superficie de una carretera convencional, de acuerdo con Zhang Hongchao, un profesor de ingeniería de la Universidad Tongji en Shanghái. Zhang, quien ayudó a desarrollar la superficie para carreteras de Pavenergy, dijo que la fricción podía ajustarse según se necesitara durante el proceso de fabricación para asegurar un nivel de agarre para las llantas igual al del asfalto.

La ubicación de la carretera solar que se está probando, en una curva larga en la base de una colina, fue elegida debido a su proximidad con una subestación eléctrica, lo cual asegura que esté conectada a la red. China está agregando sitios de energía solar y eólica con tanta velocidad en todo el país que los proyectos de generación de electricidad que están más lejos de las subestaciones a veces enfrentan retrasos de años para quedar conectados.

El principal rival de Pavenergy y Qilu es Colas, un gigante francés de la construcción de carreteras que ha desarrollado veinticinco autopistas y estacionamientos solares experimentales, la mayoría en Francia, pero también en Canadá, Japón y Estados Unidos. El más grande de los sitios solares de Colas es una carretera rural en Normandía inaugurada hace año y medio, que solo tiene la mitad de la superficie de la nueva autopista solar en Jinan. Colas se ha mostrado cauteloso acerca de poner páneles solares en carreteras de alta velocidad como la autopista china debido a preocupaciones de seguridad; Zhang dijo que los páneles eran totalmente seguros.

Aun así, una letanía de desafíos extraordinarios implica que la implementación a gran escala de carreteras solares aún está lejos de ser una realidad.

Para empezar, son menos eficientes que otros páneles solares a la hora de convertir la luz solar en electricidad. Están en una posición totalmente vertical y son cubiertos de manera intermitente por vehículos, así que las celdas en una carretera producen solo cerca de la mitad de la electricidad que generan los que se colocan en techos y están inclinados hacia el sol.

Las autopistas solares también son más costosas que el asfalto. Cuesta cerca de 120 dólares por metro cuadrado repavimentar y reparar una carretera de asfalto cada diez años. En comparación, Pavenergy y Colas esperan que el costo de una carretera solar sea de 310 a 460 dólares por metro cuadrado ya que haya producción en serie.

El silicón azul de las celdas solares, el componente que genera electricidad en los páneles, puede soportar el peso de varias toneladas. Sin embargo, las celdas, que son casi tan delgadas como el papel, se rompen cuando se doblan, como si se tratara de una hoja delgada de azúcar. Aunque esto no es un gran problema en China, donde las autopistas se construyen con bases de concreto muy gruesas que prevendrían esas fracturas.

Y los páneles en una autopista probablemente necesiten remplazarse con menor regularidad que el asfalto, dijo Zhang. Además, una carretera solar puede producir cerca de 15 dólares al año de electricidad por cada metro cuadrado de páneles solares. Así que casi podría pagarse sola, en comparación con el asfalto, a lo largo de quince años.

Los ejecutivos se sienten esperanzados. Dicen que la tecnología está lista y que no les preocupan las complicaciones de llevar su producto para construir autopistas en otros lugares, como Estados Unidos (donde el concreto debajo del asfalto es menor).

Fuentes: Nytimes.com

Paneles fotovoltaicos

La energía solar que llega a la superficie de la tierra puede ser transformada directamente en energía eléctrica de corriente continua mediante paneles fotovoltaicos, que son un arreglo de celdas de semiconductores capaces de generar electricidad en corriente continua. La cantidad de electricidad generada depende principalmente del tipo de material, la superficie de material semiconductor expuesto, la radiación incidente (en ese instante), la orientación de la luz respecto de la superficie y la eficiencia de las celdas fotovoltaicas. Generar energía desde paneles fotovoltaicos es atractivo para un país como Chile que dispone de un extenso territorio, especialmente en el desierto del Norte, con intensa irradiación solar.

En contraste con las exigencias de disponer de electricidad en cantidad y en todo momento, la energía proporcionada por los paneles sólo sigue una curva de disponibilidad según el movimiento del sol. Además, su intensidad varía según las estaciones del año y las condiciones climáticas. En síntesis, la electricidad generada depende de las características de los paneles y factores del medioambiente.

Las características enunciadas, junto a los precios y eficiencia de los paneles, determinan que las plantas generadoras requieran de equipamiento e instalaciones especiales. Tecnológicamente, los paneles y equipos electrónicos y eléctricos asociados a la generación fotovoltaica se han desarrollado en la búsqueda de un óptimo aprovechamiento de la energía disponible. Es así que podemos indicar lo siguiente: hay nuevas generaciones de paneles con materiales semiconductores modernos, tales como film de silicio amorfo y CGS (Copper Indium Gallium diSelenide technology), que es un film delgado de alta eficiencia, que obtiene una mayor cantidad de energía generada al día, una larga duración (más de 10 años) y mayores eficiencias, alcanzando hasta un 22%, con una generación de 150 W/m² con 1000 W/m² incidente. Por ejemplo, en décadas pasadas se requerían 30 paneles de 160 W para generar 4 kW, mientras que actualmente sólo se necesitan 15 paneles de alta eficiencia, disminuyendo en un 50% la superficie necesaria expuesta al sol.

Para evaluar su implementación, se realizarán unos cálculos simples y con algunos supuestos gruesos para estimar cifras. Para una residencia típica y con fines domiciliarios, una planta de 1 kW es una instalación considerada práctica. En climas favorables (como los del norte de Chile), se puede establecer que una planta de 1kW de potencia instalada, con 6 horas de sol promedio al año y un promedio de 500 W/m² de radiación incidente en las superficies del panel, puede recolectar 3 kWh de energía al día. Si se asume un 95% de operación normal durante el año, la planta es capaz de generar del orden de 1040 kWh anual.

Suponiendo un valor presente de inversión y mantenimiento de la planta generadora de unos US$12.000 (unos US$8.000 de instalación y US$4.000 de mantenimiento y reparación), y con una vida útil de 15 años de operación, la Energía Total proporcionada es de 15.600 kWh. Con estas cifras, resulta un valor de US$0,769 el kWh valor presente, es decir, unos $136 pesos actuales. Por supuesto, estas cifras son referenciales, ya que dependen fuertemente de los precios de los paneles solares.

En resumen, la energía desde paneles fotovoltaicos continúa siendo una solución para localidades remotas, donde la llegada de la red de distribución pública es difícil o donde existan políticas públicas que financien o subsidien la instalación de plantas generadoras fotovoltaicas. Por problemas de costos, instalación y mantenimiento, las instalaciones en residencias particulares no tienen incentivos para su uso masivo, quedando como posibilidades de aplicaciones singulares y especiales. Instalaciones industriales y de mayor envergadura requieren mayores estudios, dado que los costos de instalación y de mantenimiento son sustancialmente diferentes.

Respecto de los equipos asociados, los paneles tienen -por sus características físicas- un punto de generación de máxima eficiencia, que se caracteriza por una tensión y una corriente de generación óptima. Para aprovechar esto, se han diseñado equipos electrónicos para extraer la electricidad en este particular punto, para un amplio rango de condiciones de operación. Se utilizan bancos de baterías para almacenar la energía en el momento que se genera y proporcionar en los momentos que no haya generación o suplir el déficit de energía entre el consumo y la generada. Baterías estacionarias de descarga profunda y de mayor nivel de energía almacenada se han desarrollado para estas aplicaciones.

Por otra parte, han aparecido modernos equipos electrónicos que convierten la energía en Corriente Continua de las baterías y de la planta generadora en electricidad de Corriente Alterna apropiada a los consumos domiciliaros estándares (220 V a 50 Hz). Incluso, se ha desarrollado equipamiento que funciona en paralelo con la red de distribución, inyectando o extrayendo energía de ésta, según la cantidad generada desde los paneles y de los consumos del momento.

Fuente: EMB

Telefonía con energía renovable

El 100% del consumo energético de Telefónica en España es renovable

Gracias al Plan de Energía Renovable de Telefónica, el 47% de su consumo eléctrico a nivel mundial procederá de renovables y llegará al 100% en 2030.

Según la Organización Mundial de la Salud, nueve de cada diez personas respiran aire con altos niveles de contaminantes. El cambio climático y la creciente contaminación ha motivado que las empresas privadas, sumadas a importantes presupuestos nacionales, luchen por garantizar una mayor rentabilidad de la inversión en energías renovables. Recientemente, un total de 65 grandes empresas de Estados Unidos, entre las que se encuentran Google, Amazon, Facebook o Starbucks, han formalizado un compromiso en el que se anuncia su contratación de energía verde y se comprometen a invertir fondos para producir energía en sus edificios e instalaciones.
el 100% del consumo de electricidad de Telefónica en España ya es renovable, permitiendo convertir su red en la más limpia del sector. Hasta la fecha, las emisiones de CO2 se han reducido un 81% gracias a ello. Además, este Plan reportará al grupo un ahorro potencial del 6% en la factura de energía en 2020, y hasta un 26% en 2030, y evitará que lleguen a la atmósfera alrededor de 1,5 millones de toneladas de CO2 al año en 2030.

Con Telefónica son ya ocho las empresas del sector teleco que están avaladas por STBi, y un total de 412 firmas se han comprometido a fijar objetivos de reducción de emisiones.

Alemania y Reino Unido esto ya es una realidad.

Estrategia del Plan de Energía Renovable de Telefónica

Este plan se apoyará fundamentalmente en cuatro líneas de acción:

– Adquisición de electricidad renovable con garantía de origen.

– Acuerdos de compra de energía a largo plazo.

– Acuerdos bilaterales de menor duración.

– Autogeneración.

El objetivo es tener una red que permita ofrecer una conectividad excelente, no solo en términos tecnológicos, sino también en eficiencia y sostenibilidad ambiental.

El director de Operaciones, Sistemas y TI de Telefónica España, Joaquín Mata, ha declarado que “una de nuestras grandes palancas estratégicas es la conectividad excelente. Y la excelencia tiene que ver también con conectarnos de la forma más beneficiosa para el medio ambiente. Y añade, “nuestra apuesta por la eficiencia energética y la electricidad renovable no solo es compatible con la expansión de la red, la innovación y la calidad del servicio, sino que además nos ayuda a ser más competitivos”.

Compromisos globales de Telefónica en Energía y Cambio Climático

  • Se ha logrado reducir en un 50% el consumo de energía por unidad de tráfico con dos años de antelación.

  • Desligar el crecimiento del negocio de las emisiones de gases de efecto invernadero, disminuyéndolas un 30% en términos absolutos para 2020 y un 50% para 2030.

  • Ahorrar 90 millones de euros por proyectos de eficiencia energética.

  • Apostar por las energías renovables como fuente sostenible para el negocio, usando el 50% de la electricidad de fuentes renovables en 2020 y el 100% en 2030.

Fuente blogthinkbig

SISTEMAS DE BATERÍAS

Nuevos sistemas de baterías de ion litio podrían terminar con inestabilidad energética de fuentes renovables

 

Experto en almacenamiento energético cree firmemente que la generación distribuida va a ser un actor importante en el abastecimiento eléctrico, y las baterías de ion de litio serán sus compañeras ideales de complemento en un futuro muy cercano”.

Los episodios de inestabilidad energética o carencia de la misma que afectan a la generación de energías renovables, ya sea por factores climáticos o de temporalidad, podrían encontrar una solución gracias estos nuevos sistemas de almacenamiento. Su respuesta permite palear contingencias y se prevé que su costo seguirá disminuyendo producto del creciente mercado de las renovables.

 

La expansión que han registrado las energías renovables en Chile, en particular la solar y eólica, han dado pie a diversos mercados asociados derivados de este crecimiento. En ambos casos, son innumerables los productos y servicios que surgen para satisfacer las necesidades de la demanda y complementar falencias que el desarrollo de la industria va dejando.

Hasta ahora, una de las principales vicisitudes experimentadas por las renovables tiene que ver con la alternancia en la generación de la energía que producen, ya sea producto de externalidades, como factores naturales o bien de posibilidades de almacenaje de aquella sobreproducción que no se utiliza y que, por tanto, se pierde.

Por ello, las proposiciones de diversas formas de almacenamiento van cobrando relevancia en la medida que éstas logren solucionar dichos factores de inestabilidad, específicamente, las alternativas aportadas por las baterías de ion de litio que se presentan como una solución asequible y efectiva.

Según explicó Rafael Bañados, Director de Soluciones Transformacionales AES Gener, en el último foro de energía de Latinoamérica, este tipo de baterías de ion de litio será el más utilizado en los próximos años debido a la efectividad de su respuesta y a la disminución de sus costos. “Creemos que esta tecnología de almacenamiento energético es la más efectiva en este momento, y todo parece indicar que va a predominar por al menos 4 o 5 años más”, detalló el experto.

Complementariamente, explica, a contar del 2016 se ha generado una baja sostenida en el valor de estos sistemas de almacenamiento, y si uno lo extrapola, la tendencia debería disminuir aún más, en torno a un 19 por ciento anual.

Considerando estos factores, Bañados sostiene que una integración de esta tecnología con las energías renovables es absolutamente probable, tal como ha quedado demostrado en otras experiencias, como la de una planta solar de 28 MW en Hawái, la que fue complementada con un sistema de baterías de 20 MW, con capacidad para generar hasta 5 horas de almacenamiento de energía eléctrica, aportando adicionalmente a la estabilidad del suministro de este tipo de fuentes renovables. Otros beneficios que conlleva esta alternativa, integrada a las energías renovables, tienen que ver con estabilidad de la red y un flujo predecible y constante, lo que finalmente se traduce en un bloque de energía estable en hora punta.

“Si uno ve el caso de energía renovable en hora punta, al integrarlo con baterías lo que ocurre es que, la estrategia que uno puede utilizar es generar con energías renovables (solar o eólica por ejemplo) durante la primera parte del día y almacenarla en las baterías y, luego, a contar de eso de las 13:00 horas, en la medida que vaya creciendo el consumo, utilizar las reservas almacenadas en las baterías de manera gradual para tener un bloque de energía constante. En cuanto a la estabilidad, al complementar con baterías durante el día, uno deja de estar obligado a ir a comprar energía al mercado spot, permitiendo asegurar una curva constante y predecible”.

Explica que, en casos de liberación de capacidad, el funcionamiento de este sistema básicamente consiste en que las baterías son recargadas durante el período de no contingencia, pudiendo aportar ciertos servicios complementarios durante este lapso, pero al presentarse una contingencia, éstas entrarán en funcionamiento a su máxima potencia, entregando la energía suficiente para sortear la contingencia sin que las cargas (usuarios) del sistema noten la existencia de ésta.

En el caso de incremento de confiabilidad en la red de distribución con alta penetración de sistemas de generación distribuida, donde puede haber problemas de regulación de tensión generales, se utilizan baterías de 1 a 2 MW de capacidad, con lo que es posible regular voltaje y reduce el desgaste de equipamiento en subestaciones en estas redes.

El ejecutivo enfatizó que Chile es un mercado atractivo para estos sistemas, particularmente por su desarrollo en tecnologías energéticas renovables y su política de migración a fuentes limpias. “Creemos firmemente que la generación distribuida va a ser un actor importante y las baterías siguen siendo el compañero ideal de complemento en un futuro muy cercano.  Para proyectos grandes pasa exactamente lo mismo, por lo que vemos aplicaciones en las distintas partes de la cadena, y en distintos tamaños de despliegue”.

 

Fuente: http://www.reportesostenible.cl

Países con mayor energía solar

Estos son los países que más energía solar han instalado en 2017.

 

 

El primer trimestre del año ya queda atrás, pero aún se recogen los resultados del ejercicio anterior. Sobre todo cuando estos son globales y los datos son difíciles de manejar. Hablamos aquí de instalaciones de capacidad solar. Y, en este caso, la estadística la trae la International Renewable Energy Agency (IRENA).

Según la información y las estimaciones de IRENA, durante 2017 se instalaron 94 GW de energía solar. La cifra coincide prácticamente con la expuesta unas semanas antes por el Informe Global Trends in Renewable Energy Investment 2018, de Naciones Unidas. Este documento cifraba en 98 GW el aumento a nivel mundial. Aquí también se ponía de relieve que la solar había superado a la capacidad instalada por el conjunto de combustibles fósiles. Estos solo desplegaron 70 GW de potencia el pasado año.

Pero los datos de IRENA se centran más en el crecimiento de la energía solar por países. Y en este ámbito existe un claro líder. Se trata, sin sorpresas, de China, que supera al resto por un amplio margen. En 2017 China instaló 53,1 GW de capacidad solar. Una desmesura en comparación con cualquier otro país o región. De hecho, representa casi el 57% de todas las adiciones.

El reto energético de China la ha hecho acelerar en la carrera de las renovables. Tiene que aliviar su dependencia del carbón y de los combustibles fósiles. Especialmente ahora, que el país se encuentra en una fase donde la clase media cada vez consumirá más, lo que incrementará el gasto energético.

En una fase previa está India. Una parte considerable de la población no tiene el abastecimiento energético necesario. Para combatirlo el país ha tomado las renovables como una herramienta de trabajo. El pasado año alcanzó los objetivos que se había marcado para 2022 y sigue profundizando en su expansión. No en vano, los mayores parques solares ahora mismo se construyen en India.

El país de Gandhi instaló en 2017 un total de 9,6 GW de capacidad. Es el segundo en el ranking a nivel mundial. Y supera con creces a Estados Unidos, que desplegó el pasado año 8,2 GW.

Estados Unidos, Europa y Japón, en retroceso

En 2016, sin embargo, Estados Unidos había añadido 11,3 GW de capacidad. Es decir, ha reducido la potencia instalada de un año a otro. El gráfico del crecimiento de la energía solar por países muestra el lugar de los primeros (también regiones) en el ranking. Y Japón se sitúa en el penúltimo puesto, con 7 GW en 2017.

Pero Japón también ha reducido el número de GW instalados. En 2016 fueron 8,3 GW. En cambio, India instaló más del doble de la capacidad de 2016 (4,2 GW). La medida de Europa se da a nivel regional y es de 5,9 GW. La cifra está por debajo del resto de países que están por encima.

Fuente: blogthinkbig

ENERGÍA SOLAR Y CRIPTOMONEDAS

La energía solar presenta problemas de financiación en Europa del Este. Como alternativa, el Programa de la ONU para el Desarrollo colabora por primera vez con una empresa financiada a través de criptodivisas para que una de las grandes universidades de Moldavia utilice el sol como fuente de energía.

En ciertos países en desarrollo, resulta complicado utilizar estos instrumentos, dado que los préstamos bancarios necesarios para comprarlos presentan un precio muy elevado.

Sun Exchange es una empresa que ofrece a los usuarios la posibilidad de comprar paneles y alquilarlos a hospitales, escuelas y otras entidades utilizando su divisa nacional o SolarCoinsuna moneda digital introducida por la compañía ElectriCChain.

La agencia de las Naciones Unidas coopera con esta entidad para que la Universidad Técnica de Moldavia pueda emplear los rayos del sol como fuente de energía.

¿Cómo funciona?

Una vez se han comprado todos los paneles necesarios para el proyecto, los arrendatarios comienzan a utilizarlos y a pagar por cada unidad de electricidad generada. Al cabo de veinte años, ellos adquieren la propiedad de los paneles y los antiguos propietarios reciben SolarCoins dependiendo de la cantidad de energía producida durante ese período.

“No es de extrañar que este sea el mercado de criptodivisas de más rápido crecimiento. El sistema cuenta con todos los incentivos correctos: reduce drásticamente los costes de utilizar energía solar y facilita que cualquier persona en cualquier lugar pueda tener un panel solar y, con él, crear una fuente estable de remuneración por medio de la luz”, indica Abraham Cambridge, fundador y director general de Sun Exchange.

El caso de la Universidad Técnica de Moldavia

En Moldavia, se importa el 74 % de la energía, por lo que los precios han aumentado más de un 50 % en los últimos cinco años. Ante esta situación, poder producir y utilizar su propia energía parece la mejor alternativa.

Para satisfacer las necesidades de la institución, se estima que se requiere cerca de 1 megavatio de potencia pico. Después de veinte años, la iniciativa tendrá cero costes para la universidad, que será la propietaria de la instalación.

Con 15.000 kilómetros cuadrados de superficie, se espera que la iniciativa satisfaga sus necesidades energéticas por medio de la energía solar y que ahorre de manera considerable.

Futuros proyectos

En junio, el Programa para el Desarrollo establecerá un fondo piloto para concienciar sobre cómo tener acceso y promover la energía solar, pero también para poder replicar el modelo en otros lugares.

“Este mecanismo de financiación alternativo ayuda a las ciudades, los negocios y los hogares a satisfacer sus necesidades básicas cumpliendo con varios Objetivos Mundiales al mismo tiempo”, señala Dumitru Vasilescu, el director de programas de la agencia. “En última instancia, esto podría revolucionar los mercados energéticos de Europa Oriental y Asia Central”.

 

 

Fuente: news.un.org/

Mapa de la Energía Solar

¿Qué ha sucedido con la energía solar en los últimos doce meses en el mundo?

SolarPower Europe, junto con la empresa Greenbyte, especializada en software de energías renovables, han presentado un mapa interactivo que muestra la capacidad acumulada de energía solar instalada por país, continente y en el mundo entre 1992-2017. Este mapa –The Evolution of Solar Power– confirma el impresionante crecimiento que está teniendo esta tecnología en el mundo.

Las naciones con mayor potencia solar instalada, China y EEUU, mantuvieron su fuerte crecimiento en los últimos doce meses, con un 25% de nueva capacidad añadida en 2017 en ambos casos. Esto ha llevado a China a superar la marca de 100 GW en solar fotovoltaica instalada.

En Europa, Francia y Alemania también mantuvieron su crecimiento constante, agregando, respectivamente, 1 y 2 GW. Con más de 43 GW instalados, Alemania sigue siendo el mayor jugador de Europa en solar fotovoltacia, seguida por Italia, con más de 19 GW, y el Reino Unido, que agregó casi 1 GW en 2017, acumulando ya más de 12 GW.

SolarPower Europe destaca, asimismo, la situación en Hungría y Polonia, que duplicaron su capacidad en 2017, con un total de casi 500 MW y 400 MW de capacidad solar instalada, respectivamente. Los Países Bajos también tuvieron un crecimiento impresionante: un 32% de incremento, con más de 800 MW instalados en 2017. En Suecia, el incremento fue del 41%, y en Chipre del 30%.
El mapa muestra que en Asia, además de China, el año fue también excelente para India y Japón, con más 8.000 MW añadidos en 2017, de manera que India suma ahora 15.605 MW y Japón 50.750 MW. Corea del Sur se está convirtiendo en otro jugador destacado, con un 22% de incremento en 2017, lo que arroja una suma de 5.550 MW.Turquia, con 1.920 MW añadidos en 2017 (incremento del 60%) y México, en donde esta tecnología creció un 37% en 2017, son otros países a destacar. En resumen, el mapa desarrollado por SolarPower Europe y Greenbyte arroja más de 80 GW de nueva capacidad solar instalada en el mundo en los últimos doce meses, confirmando que 2017 fue, ciertamente, un año brillante para la industria solar.

Fuentes: Energía Renovable.

Mayor parque solar del mundo

India construirá un parque solar que dejará pequeño al mayor del mundo

 

El estado indio de Gujarat, al norte de Mumbai, levantará un parque solar de 5.000 MW, cuando el mayor previsto hasta ahora era de 2.000 MW.

En el estado indio de Gujarat, al norte de Mumbai, se va a levantar la mayor planta solar del mundo. La que hasta ahora estaba previsto que tuviera este status aún se encuentra en construcción. También se levanta dentro de suelo indio y solo se ha completado la primera fase de la instalación: 600 MW. Cuando esté finalizada tendrá una capacidad de 2.000 MW

Esto parecía una cifra descomunal, pero las autoridades indias han doblado la apuesta. Para hablar con precisión, han hecho algo más que doblarla. Recientemente, el líder del Gobierno de Gujarat anunció que se ha aprobado el establecimiento del mayor parque solar de India. En este territorio se levantarán unas instalaciones de 5.000 MW de capacidad.

Hay que tener en cuenta que en estos momentos, el parque solar más grande del mundo tiene 1.547 MW. Se encuentra en China, en el Tengeer Desert, y es uno de los esfuerzos titánicos que ha hecho el país asiático para liberarse de su dependencia de los combustibles fósiles y obtener un aire más limpio. Pero los proyectos de India están siendo de una magnitud mucho mayor.

Sobre la construcción de esta nueva planta solar no se tienen apenas detalles. Solo que se levantará en una zona cerca de la ciudad de Dholera, denominada región de inversión especial. Se extenderá a lo largo de 11.000 hectáreas y atraerá una inversión equivalente a 3.840 millones de dólares. Las autoridades también calculan que el proyecto dará empleo a 20.000

Es difícil hacerse una idea del tamaño y la potencia del futuro parque solar. Pero para el de 2.000 MW, las autoridades indias estimaban que daría cobertura a 700.000 hogares. Los cálculos sobre abastecimiento a viviendas no son sencillos a esta escala, por las múltiples variables. Pero lo que está claro es que los 5.000 MW son 2,5 veces la capacidad anterior.

Los objetivos de India en energía solar son muy ambiciosos. Los que estaban fijados para 2022 ya se han alcanzado, mientras que los previstos para esta fecha se han modificado. No una sola vez sino varias. El primer ministro indio Narendra Modi redefinió las metas, primero a 100 GW, luego a 175 GW.

AUMENTO EN GENERACIÓN DE ENERGÍA SOLAR

¿Por qué la energía solar rompió récords en 2017?

Entre las razones están la reducción de los costos tecnológicos y las decisiones políticas.

 

La energía solar, más que cualquier otra fuente renovable, ha impulsado el crecimiento de las formas alternativas de generación de energía en el mundo.

Según el informe ‘Tendencias globales de inversión en energía renovable 2018’, de ONU Medioambiente, en 2017 el incremento de la energía solar fotovoltaica, aquella generada a partir de paneles solares, fue de 98 gigavatios.

Es decir, representó el 38 por ciento de la nueva capacidad de generación energética mundial, superando el crecimiento de otras fuentes como el carbón (con 35 gigavatios) o las hidroeléctricas (con 19 gigavatios).

Una de las causas, según explica Carlos Arredondo, investigador del programa de ingeniería en energía de la Universidad de Medellín, es “un aumento en la demanda de energía solar en los últimos años que, junto con la innovación tecnológica, ha permitido la reducción de los costos de producción de energía solar”.

El informe muestra que el costo nivelado eléctrico, una medida para determinar la cantidad de dinero que debe invertir un generador para recuperar su inversión y obtener una ganancia según la fuente de energía, disminuyó un 15 por ciento para la solar en 2017 y un 72 por ciento desde 2009.

Por lo tanto, los desarrolladores han podido generar cada año más megavatios por la misma cantidad de dinero.

Arredondo destaca además la preocupación de países como India, Estados Unidos y China por las energías renovables: “Se trata de países industrializados y con un PIB elevado que deciden dirigir sus inversiones hacia una descarbonización de la energía. Algunos, como Arabia Saudita, toman esta decisión no obstante tener grandes reservas de petróleo”.

China en particular aporta el 45 por ciento de la inversión mundial en energías limpias, con 126.000 millones de dólares; cuatro veces más que Estados Unidos, que se mantiene como el segundo inversionista del mundo pese a que desde 2016 su participación en el sector ha venido disminuyendo.

Si bien la incertidumbre en política ambiental generada por el gobierno de Donald Trump no ha alcanzado a afectar sustancialmente la apuesta de este país por energías renovables, “las estrategias comerciales cambiantes han afectado la energía solar a pequeña escala”, señala el informe.

A pesar de esta y otras reducciones como la de Europa, que fue del 36 por ciento, la inversión global en energías renovables subió un 2 por ciento en 2017.

Según el estudio, las iniciativas de energía solar y eólica son lideradas cada vez más por grandes fabricantes en lugar de empresas pequeñas, lo que también ha aportado a su crecimiento.

El informe resalta finalmente que el principal reto es un escenario a corto plazo en el que los proyectos de energía renovable deberán sobrevivir sin el subsidio a los precios que hasta ahora mantienen los gobiernos.

El potencial de Colombia en energías renovables es alto, en especial en regiones como La Guajira. La irradiación solar promedio en el país es de 4,5 kilovatios por metro cuadrado al día, más que el promedio mundial.

No obstante, este sector representa hoy menos del 1 por ciento de la generación de energía en el país, en contraste con otros como México, cuya inversión en energías renovables creció un 810 por ciento en 2017. Otras naciones de la región también han reglamentado la integración de la energía renovable a sus mercados.

El director de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), Ricardo Ramírez, explica que el rezago de Colombia en ese sector se debe a que la riqueza del país en fuentes hidroeléctricas, de carbón y gas “hizo que no fuera urgente buscar otras fuentes de energía”.

La coyuntura de 2016, sin embargo, cambio este panorama. El fenómeno del Niño afectó la generación hidroeléctrica y llegó a amenazar con un racionamiento.

Desde entonces la mirada se ha dirigido a las energías renovables como alternativa complementaria a la energía hidroeléctrica y térmica. En marzo, el Ministerio de Minas y Energía fijó un plazo de 12 meses para integrar las energías limpias al mercado colombiano.

Ramírez aspira a que, con esta resolución, dentro de unos cinco años algunos de los 349 proyectos de energía solar registrados ante la Upme comiencen a funcionan y aporten entre el 15 y el 20 por ciento de la energía producida en Colombia.

 

FUENTE: El tiempo

ENERGÍA SUSTENTABLE

La energía solar, renovable y rentable.

 

“Tendencias globales en la inversión en energías renovables 2018” es el documento publicado por Programa para el Medio Ambiente, la Escuela de Fráncfort y Bloomberg New Energy Finance para analizar las inversiones en energías renovables.

La energía solar tiene capacidad para producir 98 gigavatios (GW) adicionales, una contribución superior a la del resto de fuentes. Por detrás de ella, las otras renovables añadieron 59 GW en conjunto, las plantas de carbón 35 GW, las de gas 38 GW, las de petróleo 3GW y la energía nuclear agregó 11GW de capacidad de generación.

La energía solar también atrajo mucha más inversión. Según el informe, 160.800 millones de dólares, es decir 18 % más en comparación con el año anterior, y más que cualquier otra tecnología. Recibió el 57 % de la inversión total del año para todas las energías renovables, sin contar las grandes hidroeléctricas, y obtuvo más inversiones para nueva capacidad de generación que el carbón y el gas, con aproximadamente 103.000 millones de dólares.

Detrás de la ola de inversión solar del año pasado, se encuentra China que, por sí misma, agregó más de la mitad del total mundial de la nueva capacidad de producción de energía, 53 gigavatios, e invirtió 86.500 millones de dólares, lo que supone un aumento de 58 % con respecto al año anterior.

La situación en el mercado de energías renovables

El año pasado se alcanzó un récord de capacidad de producción de energía renovable de 157 gigavatios, frente a los 143 gigavatios de 2016, y se superó ampliamente los 70 gigavatios de los combustibles fósiles.

El informe revela un incremento notable de la inversión en estas energías. De hecho, desde 2004, el mundo ha invertido 2,9 billones de dólares en ellas. La causa principal reside en la reducción continuada de los costos de la electricidad solar y, en cierta medida, de la eólica. El año pasado fue el octavo consecutivo en que la inversión mundial en energías renovables, sin contar los grandes proyectos hidroeléctricos, excedió los 200.000 millones de dólares.

El mapa de energía global está cambiando.

“El aumento extraordinario en la inversión solar muestra cómo el mapa de energía global está cambiando y, lo que es más importante, cuáles son los beneficios económicos de ese cambio”, dijo Erik Solheim, Director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente. “Las inversiones en energías renovables atraen a más personas a la economía, ofrecen más empleos, trabajos de mejor calidad y empleos mejor remunerados”.

En general, China fue también el mayor inversor en energías renovables y se produjeron amplios incrementos en la inversión de Australia, México y Suecia. En contraste, algunas grandes economías redujeron sus inversiones, como en los casos de Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania o Japón. Los datos son los siguientes:

·         China: aumento del 31 %, con 126.600 millones de dólares.

·         Estados Unidos: caída del 6 %, con 40.500 millones de dólares.

·         Japón: caída del 28 %, con 13.400 millones de dólares.

·         Alemania: caída del 35 %, con 10.400 millones de dólares.

·         Australia: aumento del 147 %, con 8.500 millones de dólares.

·         El Reino Unido: caída del 65 %, con 7.600 millones de dólares.

·         México: aumento del 810 %, con 6000 millones de dólares.

·         Suecia: aumento del 127 %, con 3.700 millones de dólares.

“En los países que registraron una menor inversión generalmente ocurrió una mezcla entre cambios en el respaldo de políticas, el calendario de financiamiento de grandes proyectos, como los de energía eólica marina, y menores costos de capital por megavatio”, dijo Angus McCrone, editor jefe de Bloomberg New Energy Finance y autor principal del informe.

Las energías renovables, una inversión ecológica

La inversión mundial en energías renovables entre 2007 y 2017, que ascienden a 2,7 billones de dólares, ha aumentado del 5,2 % al 12,1 % la proporción mundial de electricidad generada por energía eólica, solar, geotérmica, marina, de biomasa o por conversión de residuos a energía, y de pequeñas centrales hidroeléctricas.

Todavía tenemos un largo camino por recorrer.

Según el informe, la proporción de electricidad generada mediante estas energías ha supuesto que se evitasen 1,8 gigatoneladas de emisiones de dióxido de carbono, lo que equivale a las emisiones producidas por todo el sistema de transporte de Estados Unidos. En palabras de McCrone: “La energía limpia también significa menos contaminación, lo que significa un desarrollo más saludable y feliz”.

“El mundo agregó más capacidad solar que las plantas de carbón, gas o nucleares combinadas”, dijo Nils Stieglitz, presidente de la Escuela de Finanzas y Administración de Fráncfort. “Esto muestra hacia dónde nos dirigimos. Las energías renovables todavía están lejos de proporcionar la mayoría de las necesidades eléctricas, pero esto significa que todavía tenemos un largo camino por recorrer”.vvv